comprar-juego-la-cucaracha

Juego La cucaracha ¿Quién conseguirá atraparla?

La cucaracha es un juego creado por Peter-Paul Joopen e ilustrado por Janos Jantner y Maximilian Jasionowski. Se trata de un juego de 2 a 4 jugadores para más de 6 años y que tiene una duración estimada por partida de 15 a 20 minutos. Publicado en castellano por Ravensburger.

Ficha técnica

Nombre original Bugs in the Kitchen
Año de publicación2013
Nº de JugadoresDe 2 a 4 jugadores
Edad+5
Tiempo aproximado por partida15 a 20 minutos
MecánicaIngenio y reflejos
Juego La cucaracha
Juego La cucaracha

Idea general del juego La cucaracha

El juego de La cucaracha es un juego infantil de rapidez donde el objetivo es hacer que la cucaracha que ronda por nuestra cocina acabe en nuestra trampa usando todos los cubiertos que tenemos desparramados.

El pequeño robotito  HEXBUG® nano® no dejará de moverse de un lado para otro del tablero y nosotros gracias a los cubiertos, como si de compuertas se tratasen, lo tendremos que ir guiando hacia nuestra trampa.

Contenido del juego

  • Una caja bastante grande
  • 4 trampas
  • 2 puertas tapa-trampas: Para cerrar las trampas que no se usen.
  • 24 remaches
  • 24 cubiertos de plástico (tenedores, cuchillos y cucharas)
  • Tablero con agujeros
  • 18 Fichas de cucarachas
  • 1 dado
  • 1 HEXBUG® nano® (que funciona con pilas)
  • Libreto de reglas en varios idiomas (alemán, francés, inglés, italiano, holandés y español)
Componentes del juego La cucaracha
Componentes del juego La cucaracha

En el juego de La Cucaracha la propia caja está pensada para que también nos sirva para montar el tablero del juego. Una vez quitado su contenido deberemos poner los remaches encajándolos en el fondo de la caja. A posterior pondremos el tablero haciendo coincidir los agujeros. Y para acabar colocaríamos los cubiertos que formarán el laberinto donde se irá moviendo el pequeño robot.

Una vez hayamos acabado de jugar lo podremos guardar de nuevo sin tener que desmontarlo. Por lo tanto volver a sacarlo y empezar a jugar será un momento.

Cómo jugar al juego de La Cucaracha

Para empezar una partida en el juego de La Cucaracha primero de todo deberemos poner los diferentes cubiertos del juego haciendo una de las 4 posiciones iniciales. Estas cuatro posiciones están pensadas para que ningún jugador tenga más ventaja que otro. Cada jugador escogerá una trampa, y se bloquearán las trampas que no sean de ningún jugador. Pondremos la cucaracha en el medio, la encenderemos, y de esta forma empieza el juego.

Mientras el robot no para de intentar escapar, por turnos iremos tirando el dado. Las caras del dado nos indicarán que cubierto deberemos mover: Cuchara, cuchillo, tenedor. En caso de que al tirar nos toque el símbolo de pregunta podremos mover el que nosotros deseamos. Es como si fuera un comodín.

Como podréis ver los cubiertos serán como las paredes del propio laberinto por donde irá moviéndose la cucaracha robot. Y deberemos tener en cuenta que los deberemos mover de forma que siempre acaben de forma vertical u horizontal. No pueden quedar nunca en diagonal.

De esta forma iremos moviendo los tenedores de forma veloz para ir poco a poco guiando a la cucaracha hacia nuestra trampa. Si conseguimos hacerlo ganaremos una ficha de cucaracha. El primero jugador que consiga 5 fichas de cucaracha gana la partida.

Variante del juego

La variante que podemos hacer es jugar intentando que la cucaracha no caiga en nuestra trampa. Al caer en la trampa de alguno de los jugadores este se llevaría una ficha igual, pero esta vez el que llegue a cinco a fichas no gana la partida, sino que la pierde.

Mi opinión respecto al juego de mesa La Cucaracha

Una de las cosas que por supuesto llama la atención de este juego es el pequeño robot que hace el papel de cucaracha. Un robot que hace muy bien su función y que pocas veces se para de mover por el tablero. Haciendo que se sienta esa sensación de que hay que actuar rápido para poder guiarlo hacia las diferentes trampas.

Además, como os podéis imaginar, a los niños les encanta. Incluso estoy seguro de que jugarán con él aunque no sea en el propio juego. La lástima es que funciona con pilas, y si no tenemos de repuesto puede que nos quedemos sin poder jugar.

Asimismo cabe remarcar que como habéis podido ver se trata de un juego superfácil de jugar. Es montar el tablero, poner la cucaracha y a jugar. No tiene mucha más historia. Cosa que en mi opinión evita ese momento donde los niños ya se están aburriendo en el momento de explicar las normas.

Y si hablamos de los componentes la verdad es que son de muy buena calidad. Piezas de cartón duro, dado de madera… excelente para que los niños no puedan romperlo con facilidad.

4.5 out of 5.0 stars

Comprar el juego de mesa La Cucaracha

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *