llama-land-de_2-2

Juego LlamaLand ¿Quién será el mejor granjero?

LlamaLand es un juego de mesa diseñado por Phil Walker-Harding e ilustrado por Klemens Franz que nos llega de la mano de Maldito Games. Se trata de un juego de 2 a 4 jugadores para más de 10 años y que tiene una duración por partida de unos 45 minutos.

Ficha técnica

Nombre original LlamaLand
Año de publicación 2021
Nº de Jugadores De 2 a 4 jugadores
Edad +10 (Podría funcionar incluso a partir de 8 años)
Tiempo aproximado por partida 45 minutos
Complejidad Baja
Mecánica Colocación de losetas, objetivos, puntos al final de partida

¿De qué va el juego LlamaLand?

En LlamaLand encarnaremos el papel de un granjero apasionado por cultivar patatas, maíz y cacao. Deberemos sembrar nuestras tierras de la mejor forma para conseguir la mayor cantidad de puntos al final de la partida y así proclamarlos vencedores.

Para cosechar dichos puntos deberemos estar atentos a los diferentes objetivos que se irán planteando durante el juego y sembrar en las alturas para conseguir las cartas «Llama» que nos ayudarás a su vez al final de la partida.

¿Listo para empezar?

Componentes del juego

  • 4 tableros de jugador
  • 1 bloc de puntuación
  • 33 fichas de Llama
  • 60 losetas de Tierra (5 formas, 12 de cada forma)
  • 1 ficha de Cayado
  • 12 losetas de Suelo
  • 48 cartas de Llama (16 de cada: Cacao, Maíz y Patata)
  • 30 cartas de Personaje
  • 22 cartas de Objetivo (10 azules, 6 moradas y 6 doradas)
  • 36 fichas de Cultivo (12 de cada tipo: Cacao, Maíz y Patata)
  • 24 monedas
  • 16 marcadores (4 colores, 4 de cada color)

Cómo jugar al juego LlamaLand

Preparación de la partida

  1. Deberemos barajar todas las fichas de suelo y colocarlas en 5 pilas según su forma en el centro del área de juego.
  2. Colocaremos todas las fichas de cultivo, las monedas y las figuras de llama en pilas de suministros separadas y accesible para todos los jugadores.
  3. Deberemos ordenar las cartas de llama según su tipo (que podremos ver en la parte superior de cada carta e indicado por el color) teniendo en cuenta que para cada tipo deberemos seleccionar al azar un número de cartas en función del número de jugadores:
Número de jugadores234
Número de cartas6811
  1. Ordenaremos las tarjetas de llama seleccionadas por número y las colocaremos, en orden descendente, en columnas separadas para que el valor más alto esté en la parte superior y se puedan ver los valores más bajos.
  2. Barajaremos las cartas de personaje y las colocaremos en un montón boca abajo cerca de las cartas de llama. A su vez deberemos robar las 5 primeras cartas de personaje y colocarlas en una fila boca arriba junto a la pila de robo.
  3. Seleccionaremos al azar 3 cartas de objetivo moradas y 4 azules, y las colocaremos boca arriba cerca del montón de cartas de personaje.

Las cartas de objetivo doradas solo se utilizan en la variante experta que veremos más adelante.

  1. Cada uno de los jugadores deberemos coger un tablero de inicio al azar y colocarlo frente a nosotros (con cualquiera de sus lados hacia arriba). A si mismo deberemos coger también 3 fichas de suelo y 4 marcadores de objetivo del color que queramos.
  2. Finalmente seleccionaremos al azar a un jugador inicial, que recibirá el báculo y comienza con 0 monedas. Los demás jugadores, en el sentido de las agujas del reloj a partir del jugador inicial obtienen 1, 2 y 3 monedas del suministro, respectivamente.

Con estos pasos ya estaría la preparación de la partida y podríamos empezar a jugar.

Ejemplo para una partida de 3 jugadores

La partida

Como ya os he comentado anteriormente el objetivo del juego LlamaLand es obtener el mayor número de puntos al final de la partida. Para conseguir dichos puntos de victoria iremos colocando piezas en nuestra loseta de suelo inicial para poder ampliarla y elevarla. Con esto podremos conseguir más recursos y alimentar a las llamas. Cada una de las llamas tiene un valor de puntos y los obtendremos al final de la partida si las tenemos reclamadas.

Adicionalmente también podremos colocar nuestras fichas de objetivo en las cartas de objetivo que vayan saliendo durante la partida y del mismo modo, si los cumplimos al final de la misma obtendremos los puntos que hay marcados.

Una partida Llamaland dura un nombre indeterminado de rondas hasta que se cumple una de las dos condiciones para que se acabe el juego:

  1. Una de ellas es que se agoten 2 de lo 3 tipos de llamas disponibles. Es decir, que solo quede un tipo de llama para ser alimentada. En ese momento se desencadenará el final de la partida.
  2. La otra opción es que de entre todas las fichas de terreno tan solo queden 4 de ellas. Independientemente de su forma.

Si se cumple cualquiera de estas dos condiciones de final de partida se acabará la ronda y deberemos contar nuestros puntos de victoria para ver quién ha ganado.

Turno de juego

El turno tan solo tiene dos fases: Colocar una loseta de terreno, y alimentar a una llama (si es que puedes).

Colocar una loseta

Deberemos escoger una loseta de suelo de alguno de los 5 montones (de las que hay arriba), y colocarla en nuestra zona de juego. Dicha loseta la podremos colocar de dos formas:

  1. O ampliando nuestra finca: Colocaremos la nueva loseta con una de las caras tocando a una de las piezas ya colocadas.
  2. O elevando nuestra finca: Colocaremos la nueva loseta encima de alguna de las piezas ya colocadas.

En el caso 1, después de colocar la loseta ampliando nuestro terreno, podremos adjudicarnos alguno de los objetivos de las cartas de objetivo. Y en el caso dos conseguiremos los recursos que había ilustrados en la loseta que hemos tapado. Así de fácil.

(Obviamente no puedo querer cumplir un objetivo que otro jugador ya se haya adjudicado, ni tampoco puedo colocar una loseta para elevar mi terreno que quede sin tocar todas sus caras con la de abajo).

Alimentar a una llama

Después de ampliar o construir, podremos elegir alimentar exactamente a 1 llama para que viva en nuestra finca. Para ello, devolveremos 4 fichas de maíz, 4 de cacao o 4 de patata de nuestra colección y tomaremos la carta de llama correspondiente con el valor más alto colocándola boca arriba en nuestra zona de juego.

Al alimentar a una llama, puedes devolver 2 monedas de tu colección a la reserva para sustituirla por cualquier ficha de cultivo. Puedes hacer esto cualquier número de veces.

Después de alimentar a la llama, deberemos coger una figura de llama y colocarla en nuestra finca, en un espacio vacío sin icono. Podemos colocar la figura de la llama en cualquier nivel.

Y con esto ya habremos terminado nuestro turno. Así seguiríamos hasta que se diera alguno de los dos desencadenantes de final de juego que os he comentado anteriormente. Cuando eso suceda deberemos contar nuestros puntos.

Final

Al final de un turno, si solo queda un tipo de cartas de llama o solo 4 fichas de tierra en total en el centro del área de juego, se activa el final de la partida. El juego continúa hasta que todos hayamos tenido el mismo número de turnos. Si el final se activa en el turno del jugador a la derecha del jugador inicial (que tiene el báculo), el juego termina inmediatamente.
A continuación, determinaremos nuestras puntuaciones de la siguiente manera:

  • Cada carta de llama vale el número de puntos de victoria indicado.
  • Por cada cultivo que quede en nuestra colección ganaremos 1 punto de victoria.
  • Cada 2 monedas restantes en nuestra colección valen 1 punto de victoria, redondeado hacia abajo.
  • Cada objetivo cumplido puntúa lo que marca la propia carta.

Deberemos sumar los puntos de victoria de estas cuatro «fuentes». Podemos utilizar el bloc de notas que viene con el juego para hacerlo. El jugador con el total más alto gana.
En caso de empate, gana el jugador que haya conseguido más puntos de victoria con las cartas de llama. Si siguen empatados, ¡disfruten de su victoria compartida!

Aquí os dejo el manual en inglés por si os ha quedado alguna duda. Y para que podáis descubrir lagunas otras variantes para poder jugar.

Mi opinión respecto al juego LlamaLand

LlamaLand es un juego familiar (incluso en la caja del mismo lo dejan claro) que en mi opinión pueden jugarlo tanto personas que ya lleven tiempo jugando a juegos de mesa como jugadores que no estén tan acostumbrados a ello. Tiene normas sencillas como habéis podido ver y una fase de turno que aunque tengamos que decidir algunas cosillas y pensar qué estrategia queremos hacer no se hace largo. Ni para uno mismo ni para los otros jugadores.

Una de las cosas que más me ha gustado es que todas las acciones que vamos haciendo acaban teniendo importancia a lo largo de la partida. Por eso deberemos pensar en cada turno como vamos a ir orientando nuestras losetas, si ampliar nuestra finca o construir hacia arriba… Ya que por ejemplo si orientamos de una forma óptima nuestras losetas, junto a las habilidades de los campesinos (que podréis verlas en el manual) podremos ganar más recursos, cumplir más fácilmente los objetivos… Cosa a tener muy en cuenta obviamente para ganar la partida.

En contrapartida nos encontramos con un juego con poca interacción entre los jugadores. Cada uno de nosotros tendrá su terreno (como su casa) e irá construyendo como le plazca. Tan solo existe un poco de interacción a la hora de elegir objetivos (ya que deberemos tener en cuenta que si un jugador ya lo ha escogido nosotros no lo podremos elegir), pero sin duda me hubiera gustado que hubiera alguna forma de por ejemplo… Robar recursos, molestar en la construcción a otro jugador…

Aun así, por supuesto, sigo pensando que es un gran juego, ya que aunque sea un juego sencillo y fácil de entender tiene su estrategia, tienes que estar concentrado, y sigue teniendo ese punto de competitividad por los puntos de victoria.

Asimismo otro punto que le doy a favor es su calidad en los componentes y el arte. Todos los componentes son de buenos materiales (cartón duro, y madera), y el arte creo que es un tanto único. Al menos yo no recuerdo ahora mismo este estilo de dibujo en otro juego que haya jugado.

En definitiva, un gran juego, y bastante recomendado.

4.5 out of 5.0 stars

Comprar el juego de mesa LlamaLand

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *