tiny towns juego

Juego Tiny Towns ¿Quién será el mejor constructor?

Tiny Towns es un juego de mesa diseñado por Peter McPherson e ilustrado por Gong Studios que nos llega completamente en castellano de la mano de Arrakis Games. Se trata de un juego de 1 a 6 jugadores para más de 14 años y que tiene una duración por partida de unos 45-60 minutos.

Ficha técnica

Nombre original Tiny Towns
Año de publicación 2019
Nº de Jugadores De 1 a 6 jugadores (Mejor opción: 3 jugadores)
Edad +14 (Aunque si es un niño jugón se podría incluso con 10 años)
Tiempo aproximado por partida 45-60 minutos
Complejidad Media-Baja
Mecánica Gestión de recursos, Bonificaciones al final del juego,

¿De qué va el juego Tiny Towns?

En el juego Tiny Towns seremos el alcalde de un pequeño pueblo en el que las pequeñas criaturas del bosque han creado una civilización escondida de los depredadores. Esta nueva tierra es pequeña y los recursos son escasos, así que deberemos coger lo que podamos y nunca decir que no a los materiales de construcción. Planifica y construye con astucia una ciudad próspera, ¡y no dejes que se llene de recursos desperdiciados!

El que construya la ciudad más próspera gana.

En Tiny Towns, nuestra ciudad estará representada por una cuadrícula de 4×4 en la que colocaremos cubos de recursos en disposiciones específicas para construir edificios. Cada edificio obtiene puntos de victoria. Cuando ningún jugador pueda colocar más recursos ni construir ningún edificio, la partida termina, y las casillas sin edificio valen -1 PV. El jugador con más puntos de victoria gana.

Componentes del juego

  • 1 Reglamento
  • 6 tableros de jugador
  • 25 cartas de edificio
  • 15 cartas de recurso
  • 1 bloc de puntuación
  • 126 edificios de madera
  • 1 martillo de maestro constructor
  • 6 monumentos de madera
  • 90 cubos de recursos de madera

Cómo jugar al juego Tiny Towns

Preparación de la partida

Tiny Towns es un juego muy sencillo de enseñar y aprender a jugar. La única parte complicada es la puntuación.

Para empezar, todos los jugadores recibiremos nuestro propio tablero, que es una cuadrícula de ciudad de 4×4.

Luego colocaremos las cartas de construcción. Hay una carta de construcción que está en todas las partidas: La cabaña. El resto se extrae al azar de sus grupos, de modo que cada partida se juega con un conjunto único de 7 edificios.

cartas-juego-tiny-towns
Solo un edificio de cada categoría estará en juego en cada partida.

Hay 4 cartas de edificios diferentes en cada categoría. Por ejemplo, una categoría (la forma de edificio naranja con un campanario) incluye una Abadía, una Capilla, un Claustro o un Templo. Barajaremos cada grupo de 4 cartas y robaremos una para ponerla en juego. El resto las devolveremos a la caja.

A continuación, todos los jugadores robaremos 2 cartas de Monumento, las miraremos y deberemos decidir una de ellas para mantenerla boca abajo en nuestra zona de juego. Se trata de un edificio único que podremos construir en nuestra ciudad (nadie podrá optar por construirlo excepto nosotros). Proporcionará una habilidad especial, puntuación adicional, o ambas cosas.

La partida

Los jugadores nos turnaremos para ser el Maestro Constructor en cada uno de los turnos, pero todos jugaremos de forma simultánea en cada uno de ellos.

En cada turno el Maestro Constructor nombrará un recurso y cada uno de nosotros tomaremos uno de los cubos de recursos que haya nombrado. Dichos cubos representan la madera, el trigo, el ladrillo, la piedra y el vidrio. Entonces debemos colocar el cubo de recurso que acabamos de conseguir en cualquier espacio vacío de nuestra ciudad.

Si conseguimos colocar en nuestra ciudad los recursos de tal forma que coinciden con lo que nos exige una carta de edificio, podremos construir-lo. Para ello, retiraremos los cubos de recursos de nuestro tablero y colocaremos la estructura del edificio en uno de los espacios en los que estaban los cubos de recursos.

Deberemos colocar los recursos para que coincidan con estos diseños para construir los diferentes edificios.

Por ejemplo, si hemos construido un Salón de Fiestas con 2 de madera y 1 de cristal en una línea, podremos colocar el edificio verde del Salón de Fiestas en uno de los 3 espacios vacíos por los cubos de recursos de madera o cristal.

Lo mismo ocurre con nuestro edificio Monumento único. Una vez que hayamos completado la formación de recursos correspondiente a nuestra carta de Monumento, podremos anunciarlo, colocar nuestra carta de Monumento boca arriba junto a nuestro tablero, retirar los cubos y colocar nuestro edificio de Monumento en uno de esos espacios.

Después de que los jugadores hayamos colocado nuestro cubo de recursos y hayamos elegido construir edificios, la designación de Maestro Constructor pasa al siguiente jugador de la izquierda, que entonces elige un tipo de recurso.

Cuando la ciudad de un jugador está llena de recursos y no puede o elige no construir ningún edificio, su ciudad está completada. El resto de los jugadores continuamos por turnos. Si solo queda un jugador, este puede seguir nombrando recursos, tomándolos y construyendo edificios hasta que su ciudad esté completa.

Esta ciudad está casi completa. Lástima que haya tantos espacios vacíos…

La puntuación

Una vez que todos hayamos completado nuestras ciudades, el juego termina y deberemos calcular las puntuaciones.

Retiraremos todos los cubos de recursos restantes de los diferentes tableros y deberemos tener en cuenta que cada casilla vacía en una ciudad puntuará -1 punto.

El resto de la puntuación dependerá enteramente de los edificios que estén en juego para esa partida. Cada carta de edificio describe cómo puntuará al final de la partida.

Por ejemplo, la Cabaña, que está en todas las partidas, sumará 3 puntos si es «alimentada». La forma en que se alimenta una ciudad dependerá de si la Granja, el Granero, el Invernadero o el Huerto están en juego. Tener una granja en la ciudad alimentará hasta 4 cabañas en cualquier lugar de la ciudad. Mientras que un Granero solo alimentará a las Casitas en los 8 espacios inmediatos que lo rodean.

Para facilitar la suma de las puntuaciones de los 7 tipos de edificios, el juego viene con hojas de puntuación. Deberemos registrar la puntuación obtenida por cada uno de los tipos de edificios y a continuación hacer la suma para obtener nuestra puntuación total. El jugador con más puntos gana.

También existe la opción de jugar a Tiny Towns en solitario.

En lugar de que un Maestro Constructor elija qué tipo de recurso colocar en tu ciudad, hay un mazo de cartas de recursos que puedes utilizar. El jugador roba una carta que determinará qué recurso colocar. Al final de la partida, el jugador comprueba su puntuación final en una tabla del libro de reglas para ver cómo lo ha hecho.

Mi opinión respecto el juego Tiny Towns

Tiny Towns me ha sorprendido gratamente.

Para ser honesto, cuando lo vi por primera vez, no esperaba demasiado. Pero cuando finalmente lo puse sobre la mesa y lo pude jugar, me di cuenta de que había más profundidad en el juego de lo que inicialmente había sospechado. ¡Y no pude dejar de jugar de nuevo justo después!

Hay una serie de cosas que nos llevan a volver a jugar.

Rompecabezas

La primera es la naturaleza del juego como un rompecabezas. Cada edificio requiere diferentes recursos configurados de diferentes maneras en tu tablero de jugador. Y con 7 tipos de edificios diferentes en cada partida, hay muchas configuraciones que hacer. Así que averiguar qué recursos quieres y dónde colocarlos es como armar un rompecabezas.

El juego también se parece al Tetris por la forma en que se configuran las formas de los edificios. Tienes las líneas estándar y un cuadrado. Pero también tienes las piezas de los codos y las pequeñas «T».

Me ha gustado mucho el hecho de tener que encontrar formas de encajar las configuraciones en el tablero. Porque una vez que colocas un recurso, la única forma de quitarlo es completar una configuración de construcción en la que se pueda utilizar.

Y una vez que quitas el recurso y construyes un edificio en su espacio vacante, ahora tienes un edificio permanente que tendrás que tener en cuenta a medida que coloques nuevos recursos para nuevos edificios.

Dificultad progresiva

A medida que el juego avanza, las opciones se vuelven más difíciles.

Es en esos momentos finales, cuando el Maestro constructor solicita el recurso, donde se marca una gran diferencia en el resultado de nuestra ciudad. Aunque no hay ninguna interacción directa entre los jugadores, hay un gran factor de interacción indirecta. Esto se debe a que el Maestro Constructor indica qué recurso debe añadirse a la ciudad de cada uno.

Así que si un Maestro Constructor llama a un recurso que no necesitas/quieres, estarás retorciéndote en averiguar dónde colocarlo para que no estropee demasiado tu configuración.

Rejugabilidad

La siguiente gran ventaja de Tiny Towns es la configuración variable del juego y la puntuación.

Tiny Towns tiene un inmenso valor de rejugabilidad porque cada partida presentará un conjunto único de edificios con los que trabajar. Hay 4 edificios diferentes en cada categoría, pero solo 1 de cada categoría está en juego en una partida. Por lo tanto, las mezclas posibles de edificios son enormes.

Y como cada edificio puntúa de forma diferente, los jugadores podremos construir nuestras ciudades de forma distinta en cada partida.

No hay pausas

Otra cosa que me gustaría destacar antes de acabar la reseña de Tiny Towns es recalcar el hecho de que es un juego simultáneo. Esto para mí es importante porque quiere decir que todos jugamos todo el rato.

Los jugadores no están sentados esperando su turno para hacer algo. Cada jugador está activo durante todo el juego.

Incluso cuando no es nuestro turno, también podremos construir edificios. Solo deberemos esperar nuestro turno como Master Builder para nombrar el recurso que queremos en dicho turno.

El hecho de que se trate de un juego muy fácil de explicar y de que no haya pausas en todo el juego hace que sea perfecto para jugar con niños y gente que quiera un juego dinámico y con pocas complicaciones.

4.0 out of 5.0 stars

Comprar el juego Tiny Towns

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *