tranquility juego

Juego Tranquilidad ¿Completaréis vuestro viaje?

Tranquilidad es un juego de mesa diseñado por James Emmerson e ilustrado por Tristam Rossin que nos llegará completamente en castellano de la mano de Maldito Games. Se trata de un juego de 1 a 5 jugadores para más de 8 años y que tiene una duración por partida de unos 15-20 minutos.

Ficha técnica

Nombre original Tranquility
Año de publicación 2020
Nº de Jugadores De 1 a 5 jugadores
Edad +8
Tiempo aproximado por partida 15-20 minutos
Mecánica Cooperación, colocación de cartas

Idea general del juego

Sube a bordo del fantástico barco Tranquilidad y zarpa hacia el paraíso. Pero ten cuidado, porque en una tierra en la que el día se funde con la noche es fácil perder la noción del tiempo y todavía tienes que encontrar esa pequeña isla especial a la que llamar hogar.

Tranquilidad es un juego de cartas cooperativo en el que los jugadores deben llenar el mar de islas -concretamente, cartas de isla con números- y guiar el barco hasta su casa antes de que cualquier jugador se quede sin cartas. Ten en cuenta que en el mundo de Tranquilidad, la única forma de jugar es en silencio.

El objetivo del juego es que el equipo complete la cuadrícula antes de que cualquier jugador se quede sin acciones disponibles. Las cartas deben colocarse de forma que la cuadrícula ascienda en orden numérico desde abajo a la izquierda hasta arriba a la derecha. Todos los jugadores ganan si consiguen completar la cuadrícula y han colocado una carta de inicio y otra de finalización. Todos los jugadores pierden si un solo jugador no puede jugar o descartar ninguna carta legalmente siguiendo las instrucciones dadas a continuación. Sin embargo, los jugadores no pueden comunicarse.

Componentes

80 cartas de Isla (numeradas de la 1 a la 80)
5 cartas de Comienzo y 5 cartas de Final
18 cartas de la expansión «Mares turbulentos»
3 cartas de referencia.
25 cartas de Límite
Reglamento

Como jugar al juego Tranquilidad

Tranquilidad consiste en rellenar de forma cooperativa una cuadrícula de 6×6 con cartas, pero el truco es que no puedes discutir la estrategia con tus compañeros de equipo ni hablar de las cartas que tienes en la mano. Las cartas están numeradas del 1 al 80 y al final de la partida hay que rellenar los 36 puestos con cartas que van en orden ascendente desde la parte inferior izquierda de la cuadrícula hasta la superior derecha. Las cartas están distribuidas uniformemente, de modo que cada jugador tiene su propio mazo y tendrás una mano de cinco cartas durante toda la partida.

Tienes dos opciones en cada turno: jugar una carta o descartar dos cartas.

Cuando juegas una carta, puedes colocarla en cualquier lugar de la cuadrícula siempre que esté más alta que la carta más cercana a su izquierda y más baja que la carta más cercana a su derecha. Si hay alguna carta directamente adyacente a la carta que colocas, tienes que descartar la diferencia entre tu carta y la carta numéricamente más cercana a ella. Por ejemplo, si colocas el 54 junto a un 52, tienes que descartar dos cartas.

Cuando te descartas de cartas, las pones boca abajo en tu propio montón de descartes. De este modo, nadie sabe lo que has descartado y tienes que intentar recordar las cartas que ya no están disponibles.

El mazo de cada jugador tiene una carta de Inicio y también hay cinco cartas de Finalización mezcladas en el mazo al principio de la partida. Online Casinos are generally not as gta san andreas misiones del casino four dragons secure as brick-and-mortar casinos. Quien roba su carta de Inicio primero tiene que colocarla junto a la cuadrícula y el grupo tiene que descartar colectivamente ocho cartas; este es el único momento en el que se te permite hablar con tus compañeros, ya que tienes que decidir cuántas cartas va a descartar cada jugador. La única manera de que alguien juegue una carta de «Final» es si toda la cuadrícula está llena al comienzo de su turno.

Ganar o perder

Ganaréis si al final alguien ha podido colocar la carta de finalización. Perderéis si algún jugador no puede realizar una acción legal en su turno.

Asimismo el juego viene con tres miniexpansiones que hacen que el juego Tranquilidad sea más desafiante.

Para más información sobre cómo se juega, os dejo el libro de reglas de Tranquilidad para que le echéis un ojo. Aunque como el juego aún no esta traducido al español las reglas únicamente las he podido encontrar en inglés.

Mi opinión respecto el juego Tranquilidad

Una de las primeras cosas con las que destaca este juego es con el arte usado para ilustrar las diferentes cartas que se van usando a lo largo de la partida. Con el mismo se va contando de algún modo la historia de este viaje en barco donde vamos viendo gracias a las imágenes como va transcurriendo el tiempo. Y una vez hemos llenado la cuadrícula con las 36 cartas (si hemos podido finalizar el juego) la verdad es que se ve precioso.

Respecto a la jugabilidad en sí del juego lo que más destacaría es el hecho de tener que ir memorizando las cartas que uno mismo va descartando para no entorpecerse durante la partida, y no descartar cartas que luego nos hubieran sido útiles. Asimismo, y como he comentado en otras reseñas de juegos cooperativos, en el juego Tranquilidad no existe la posibilidad de que haya esa situación donde un jugador tenga la voz cantante y los otros «sigan sus peticiones», ya que al no poder hablar se elimina por completo esta opción. Esto sin duda es de agradecer, ya que así todos los jugadores participan de la misma manera.

Asimismo, las expansiones que tiene el juego no añaden más complejidad al juego, pero sí que es cierto que se torna un tanto más desafiante. Me gusta especialmente la variante Tormenta y Brújula, que añade cartas que reducen el límite de la mano y modifican las reglas de colocación.

Pero…

Aun así hecho en falta un poco más de emoción. Aunque claro… llamándose el juego Tranquilidad no puedo quejarme de que no estaba avisado. En mi opinión le falta un poco más de tensión al principio de la partida, ya que a diferencia de lo que sucede cuando quedan pocos huecos donde colocar nuevas cartas, al principio no tienes esa sensación de que las decisiones son importantes. Y al no poder hablar en algunas ocasiones se convierte en un juego donde solo tienes que jugar cartas donde puedas y esperar que tus jugadas no estropeen los planes de tus compañeros.

En resumen Tranquilidad es un juego cooperativo muy relajante y bastante desafiante, que es obviamente lo que pretendía el diseñador. Me lo he pasado bien jugando y creo que el arte es excelente, pero me gustan los cooperativos con un poco más de fuerza e interacción entre los jugadores.

Sin duda si buscas un juego cooperativo (o en solitario), es muy probable que disfrutes jugando a Tranquilidad y que le saques mucho partido. Asimismo si quieres probar otros juegos del mismo estilo de cartas de comunicación limitada te recomendaría The Mind y/o Hanabi. Juegos que no he podido evitar recordar al ver las mecánicas de este juego.

4.0 out of 5.0 stars

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.